Clicky

Cómo crear un presupuesto

Normalmente ganamos el dinero y comenzamos a gastarlo como si no hubiera un mañana, pero cuando nuestros bolsillos se vacían es cuando llegan los problemas y es que cuando no tienes planes para cada moneda los gastos se te salen de las manos.

El mejor consejo que puedo darte para que tu dinero rinda más es que elabores un presupuesto personal ya que hacerlo nos da seguridad para manejar nuestra economía. Seguro estarás pensando que es algo complicado o que te llevará demasiado tiempo, pero no es así y para crear tu propio presupuesto solo necesitas conocer los factores más importantes. Una manera muy fácil de hacerlo es utilizar el método del 50-20-30 ya que este te permite que distribuyas mejor los ingresos que recibes.

Sí no conoces este método voy a explicarlo muy fácil y es que el 50 pertenece al porcentaje de ingresos que se debe dirigir a los gastos esenciales, tales como luz, agua, alimentos, transporte, gastos médicos y educación.

El 20 pertenece al porcentaje que debes destinar a las metas financieras, ya sea a  los ahorros o inversiones, mientras que el 30 es el porcentaje que va destinado a los gastos flexibles es decir aquello puedes comprar aunque no sea realmente necesario como ropa, zapatos, entradas del cine, cenas costosas o viajes.

Una vez que hayas calculado este porcentaje debes hacer una plantilla que te ayude a calcular cada ingreso y egreso tienes cada mes y solo así podrás llevar un registro organizado que te permita manejar mucho mejor cada uno de tus gastos.

Para realizar tu registro solamente tienes que seguir algunos muy sencillos e importantes.

El primer paso es dividir cada presupuesto en cuatro columnas, en una debes poner su descripción, el valor estimado, el valor real y la diferencia y a pesar de que te preguntes ¿para qué es esto? No comas ansias y sigue leyendo, pues los demás pasos tienen mucho qué ver con esto.

El paso dos es acomodar los ingresos. Para esto en la columna que dice Descripción debes colocar los ingresos que recibes anualmente, tales como salarios, pensiones o trabajos extra y cuando comienza el mes debes poner en la columna de valores estimados lo que piensas recibir considerando cada factor de riesgo y al terminar el mes en los valores reales pondrás lo que de verdad recibiste.

El paso tres es incorporar los ahorros e inversiones a la columna de descripción y se hace lo mismo que con los ingresos: se pone un valor estimado con la cantidad que se espera pagar en el mes por esos ahorros o inversiones.

El paso cuatro es conocer cada deuda e incorporarla a lista con cantidades normales, valores estimados y valores totales, aquí van aquellas deudas como las de la hipoteca, préstamos o tarjetas.

El paso número cinco es separar los gastos de las deudas y ahorros ya que esto nos permitirá mantener el hábito de ahorrar. Recuerda que los gastos también van separados porque los consideraremos la parte central de nuestro presupuesto y para colocarlos en la lista se siguen las mismas indicaciones que antes, recuerda que aquí debes incluir educación, alimentos, combustible recibos, etc. Cabe mencionar que los gastos no siempre son exactos, pero al menos al colocar valores estimados nos podemos dar una idea del dinero que debemos destinar para los gastos.

El último paso es solamente evaluar y comparar ingresos con egresos ya que esto nos permite detectar los errores y comprobar que todo vaya de acuerdo con los planes iniciales. Verás que una vez que hayas visto la manera en la que el dinero se comporta, este se podrá financiar de una manera mucho mejor.

Cada una de estas notas nos ayuda a visualizar los gastos y mejorar nuestras finanzas pagando todas nuestras deudas y ahorrando un poco de dinero sin sacrificar algunos gustos y la diversión que todos necesitamos.

Recuerda que no por llevar las cuentas te debes considerar como una persona obsesionada con el dinero, todo esto se trata de no derrochar de más y llevar una vida sin preocupaciones. Verás que será solo al principio que harás notas y más notas, pues con el paso del tiempo podrás llevar tus cuentas en la mente, pues habrás obtenido la experiencia suficiente para saber lo que recibes y lo que gastas y en qué.

Por último puedo darte un consejo muy útil y es que estamos en una época en donde nadie hace sus notas a mano y seguramente te parecerá aburrido hacerlo, pero para eso existe Excel y en internet hay muchos formatos que puedes elegir y los cuales te ayudarán de igual manera. Lo único que necesitas es decidirte a comenzar ya a preparar tu presupuesto personal y vivir tranquilo en adelante. 

 

Compartir lección: