Clicky

Cómo salir de deudas si gano poco dinero

Consejos útiles para salir de deudas con poco dinero

Cómo parte del curso de finanzas personales veremos cómo salir de deudas con poco dinero, esto es muy importante ya que si contraes muchas "deudas malas" no lograrás tener una economía estable que te dé tranquilidad y vivirás como la mayoría de las personas solo trabajando para pagar sus deudas. 

Todos alguna vez hemos tenido deudas, algunos pocas y otros muchas, pero absolutamente todos deseamos poder acabar con ellas para siempre.

Las deudas nos descontrolan siempre, además de que nos hacen sentir mal con nosotros mismos y es que incluso las personas adineradas sienten que desperdician su dinero al realizar pagos y qué decir de las personas que tienen presupuestos limitados, ya que ellos además de todo llegan a sentirse frustrados al notar que pareciera imposible salir de sus deudas al cubrir solamente lo de los intereses.

A pesar de todo nunca es recomendable dejar de pagar lo que se debe y en cambio se deben realizar al menos los pagos mínimos. Un problema que siempre nos lleva a estar en una situación complicada en cuanto a las deudas es no contar con un fondo de emergencia o endeudarnos a pesar de estar viviendo con lo justo, por eso a continuación te muestro algunas de las maneras en las que puedes pagar tus deudas a pesar de tener ingresos limitados.

Primero que nada debes hacer un plan de pagos en el que debes anotar de acuerdo a las cantidades, cada deuda ya sea que le debas a una persona, institución o tienda. Comienza por anotar la más alta o la que más intereses pida.

A continuación debes hacer tus propias cuentas, es decir, elaborar un presupuesto para averiguar con cuánto dispones cada mes que puedas destinar al pago de deudas sin complicar tu sustento diario. Una vez que tengas esta cantidad clara, entonces destina una parte de ese dinero a cada deuda dependiendo lo alta que sea. Un consejo muy útil que no debes dejar pasar es que puedes pagar en su totalidad la deuda que te genere más intereses y así evitar que se sigan acumulando, pues esto te hará continuar endeudado, también debes dejar para el final las deudas congeladas.

Otra opción que es muy útil cuando estás demasiado endeudado es que acudas ante tus acreedores para tratar de negociar y tal vez ellos puedan ayudarte a reducir tus pagos o incluso congelar tus cuentas para que no sigas perdiendo dinero, normalmente es posible conseguirlo, pero una vez que llegues a un acuerdo no debes romper el trato y continuar pagando conforme a lo dicho. Algo que puedes hacer en tarjetas de crédito en las que sus pagos totales sean demasiado altos y solo puedes cubrir el mínimo el cual no te ayuda a bajar nada la deuda, es negociar plazos fijos para estas, muchas tarjetas tienen promoción en la que te cobran una pequeña cantidad de interés pero te dan la opción de poder dividir este pago a meses, solo toma en cuenta que si haces esto debes ser puntual en dichos pagos mensuales ya que si no haces los pagos podrías seguir incluso peor que antes.

La segunda manera es reduciendo tus gastos. Esto es algo muy importante y es que si tienes un presupuesto que apenas te alcanza no podrás salir nunca de las deudas, es por eso que debes evaluar cada uno de tus gastos y hacer una lista y posteriormente retirar de ella cosas que no sean tan importantes o simplemente cambiarlas por opciones más baratas, es decir que sí una parte de tu presupuesto estaba destinada a salir con amigos a bares o restaurantes, tal vez deberías retirarla de la lista y en cambio hacer reuniones en casa sin tantos gastos, tal vez en lugar de pagar una mensualidad en el gimnasio deberías entrenar desde casa por un tiempo o hacer más pequeño tu paquete de televisión por cable o telefonía.

Tal vez consideres que hacer este tipo de recortes es algo extremo, pero después te acostumbrarás y al hacerlo verás que tus deudas disminuyen más rápido. Deja de querer aparentar un nivel de vida que no puedes costear y también deja ese pensamiento de "merezco darme gusto de vez en cuando", recuerda que todas tus decisiones te han llevado al punto en el que te encuentras ahora, así que los meses en que reduzcas estos gastos valdrán mucho la pena para que en un futuro puedas regresar a tu estilo de vida anterior pero con la tranquilidad de no tener deudas.

La tercera cosa que puedes hacer es cambiar tus hábitos y a pesar de que suena bastante similar a lo de la reducción de gastos, la verdad es que es diferente y es que debes comenzar a dejar de gastar si deseas quedar libre de deudas en poco tiempo. Podría ser que tus deudas sean necesarias y no sean por lujos que quisiste darte y es que a veces tienes que adquirir una hipoteca o un préstamo escolar. De cualquier forma dejar de gastar es la mejor opción.

Para empezar, si tienes deudas con las tarjetas de crédito, es mejor que te mantengas lo más alejado posible de las tiendas para evitar tentaciones de adquirir cosas que tal vez no necesitas.

Un buen consejo es que debes tener en la mente que todo se trata de pagar lo que debes y no acumular más deudas.

Una manera más para desahogarte de deudas es establecer las deducciones automáticas.

A todos nos pasa que una vez que tenemos el dinero en nuestras manos nos es difícil deshacernos de él cuando se trata de pagar lo que debemos y ponemos toda clase de pretextos para no hacerlo como decir que un pago pequeño no cuenta y la verdad del asunto es que cualquier pago es importante, pues como dicen por ahí peor es nada, así que para evitar caer en esto puedes recurrir a la deducción automática, pues así sabrás que es un hecho que ya no cuentas con este dinero y te acoplas mejor con lo recibido sin derrochar.

Para esto solo debes hacer tus cuentas y saber cuánto dinero destinarás a los pagos y que este se descuente de tus percepciones automáticamente y se abone a tus deudas.

En este caso el consejo es revisar frecuentemente las deducciones, pues podría darse el caso de que el banco no esté haciendo los pagos a tiempo y se generen más intereses o simplemente no se esté pagando lo que se debe.

Una manera más es obtener ayuda y es que a veces lograr salir de nuestras deudas nos parece imposible aún siguiendo los pasos anteriores y es por eso que hay agencias de asesorías de créditos que te pueden ayudar. Cabe mencionar que algunas de estas agencias ofrecen servicios gratuitos o con muy bajo costo y pueden asesorarte muy bien para hacer frente a los problemas financieros y administrar mejor tu dinero.

Hay quienes se plantean conseguir un préstamo para pagar las deudas y así en lugar de abonar en varias partes liquida estas y solo se queda con un pago fijo para terminar el préstamo, aunque es una muy buena opción, siempre se deben considerar algunos factores tales como los intereses y es que esto no conviene si el interés es demasiado alto o el plazo es muy largo y sobre todo que no vuelvas a caer en tentación de volver a utilizar el crédito que ahora tendrás disponible debido a que liquidaste tus deudas anteriores.

Una opción aún mejor es pedir prestado a algún conocido o familiar que tiene dinero suficiente para solventar sus gastos y prestar dinero. Una vez que alguien acepte ayudarte con tu problema es cuestión de que se pongan de acuerdo en cuanto a los intereses, pues cuando se trata de familia o conocidos es muy poco el interés que ponen o incluso ninguno, otra cosa importantes es ponerse de acuerdo en cuanto a los pagos para que no sean tan altos y tampoco tan bajos y así ambos vean resultados positivos.

Otra manera de salir de deudas es ayudarte con ingresos extra y es que estos pueden destinarse directamente los abonos de tus deudas y aunque tengas un trabajo fijo que no te deje tanto tiempo libre como para laborar en otro lugar, seguro puedes hacer otras cosas más sencillas para conseguir dinero extra, por ejemplo en mi canal de Youtube de Vida Emprendedora encontrarás muchos videos de utilidad para obtener ingresos extra, como por ejemplo formas de ganar dinero por internet.

Una opción es hacer una venta de garage pues todos tenemos cosas que ya no usamos como ropa, zapatos, e incluso muebles, así que puedes simplemente sacarlos y esperar a que lleguen compradores. Lo mejor de esto es que no tendrás que invertir dinero y en cambio ganarás un extra, el cual podrás destinar a tus pagos o incluso a liquidar una cuenta.

Todas estas son buenas maneras de actuar para salir de tus deudas, pero siempre recuerda que debes llevar un registro de tus gastos para saber cuáles están de más.

Lo último que debo decirte es que el proponerte saldar tus deudas definitivamente no quiere decir que debes dejar de vivir bien, pues hay muchas opciones que puedes adaptar, así que no tienes que convertirte en un ermitaño y alejarte del mundo exterior para no gastar un solo peso, pues todo se trata de priorizar y acabar con los préstamos, en pocas palabras, si te gusta el café, no dejes de tomar café, pero no lugar de comprarlo a costos excesivos en lugares caros, prepáralo en casa, si tienes ganas de ver una película, no vayas al cine y arregla una cita en el sofá de tu casa, tal vez hasta resulte más cómodo.

Algo también de suma importancia, es que cuando termines de pagar tus deudas, NO vuelvas a caer en lo mismo a menos que sea extremadamente necesario.

Compartir lección: